COCHESMOTOR SPORTSSPORTSTECHNOLOGY

AUDI R8 LMS GT4

SALE DE LA LÍNEA DE PRODUCCIÓN DE BÖLLINGER HÖFE LA UNIDAD NÚMERO 50 DEL AUDI R8 LMS GT4.

  • El coche de competición para clientes de Audi Sport, todo un éxito de ventas
  • Alto nivel de sinergia entre el modelo de producción y el de carreras

Muy cerca de Neckarsulm, en las instalaciones de Audi Böllinger Höfe, en Heilbronn, a mediados de marzo ha salido de la línea de montaje la unidad número 50 del Audi R8 LMS GT4. El GT4 es todo un éxito de ventas mundial y se beneficia de las sinergias en términos de desarrollo técnico y producción como ningún otro modelo de la marca de los cuatro aros. Desde que se iniciaron las entregas el 15 de diciembre de 2017, el departamento de competición para clientes de Audi Sport ha fabricado 50 unidades del coche de carreras. Y ya hay más pedidos pendientes.

El sistema de transporte autónomo desplaza un coche de competición entre los modelos de altas prestaciones de calle, a través de la línea especial de producción en la que se fabrica el Audi R8. Lo que podría parecer una preparación para un montaje fotográfico es una rutina diaria en Audi Sport. El GT4 de carreras se fabrica actualmente en las mismas instalaciones que el modelo de producción, y pasa por los mismos 15 ciclos, desde el taller de carrocería hasta la estación de inspección. Allí, los mismos empleados que evalúan la calidad del modelo de serie son también responsables de inspeccionar el vehículo de competición. Ambas versiones tienen un 60 por ciento de sus componentes en común. En concreto, el parentesco es particularmente cercano en lo referido al chasis y al grupo propulsor. El motor V10 de 5,2 litros y el cambio S tronic de doble embrague con 7 velocidades son prácticamente idénticos en ambos modelos.

En términos de chasis, el coche de competición se beneficia de los excelentes genes del vehículo de calle. El 79 por ciento de su carrocería Audi Space Frame (ASF) está realizada en aluminio, y el 13 por ciento es de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP), lo que da como resultado una alta resistencia con un peso reducido. Para la versión de carreras se añade un equipamiento adicional específico de seguridad y asistencia, como la jaula antivuelco o el gato neumático. Los empleados instalan estos sistemas en la fase de preproducción, antes de que el coche llegue a la línea de montaje. El modelo de producción y el de carreras también pasan por el mismo proceso de pintado. El GT4 recibe su color especial plata Florett en el taller de pintura Edition.

“Estamos orgullosos del logro que supone poder construir el vehículo de carreras y el de producción de una forma tan próxima, lo que supone la máxima sinergia para la marca Audi Sport”, declara Wolfgang Schanz, Director de Producción de Audi Sport GmbH. En la actualidad, se fabrica un Audi R8 LMS GT4 al día. Chris Reinke, Director del departamento de competición para clientes de Audi Sport, añade: “Nuestros clientes se benefician directamente de estas ventajas. Ofrecemos el modelo listo para competir a un precio inferior a los 200.000 euros. A cambio, los equipos reciben un vehículo de carreras de calidad premium, como demuestra el doblete del Audi R8 LMS GT4 del equipo Phoenix Racing en las pasadas 24 Horas de Dubai, que tuvieron lugar en enero”.

Dos copas a medida suponen una atractiva oportunidad adicional para los clientes del GT4: La Audi Sport R8 LMS Cup incluye una clase para este vehículo; y la Audi Sport Seyffarth LMS Cup está dedicada en exclusiva para este coche.

El Audi R8 LMS GT4 competirá esta temporada en distintas series y en carreras individuales en América, Asia, Australia y Europa.

 

Previous post

VLN, CIRCUITO DE NÜRBURGRING

Next post

HUNKEMÖLLER

LXQ team

LXQ team