HOMBREMUJERRELOJESRELOJES-ESCRITURA Y MAS

BLANCPAIN – BASELWORLD 2018

FIFTY FATHOMS BATHYSCAPHE DAY DATE 70s.

En 1956, tres años después del lanzamiento del Fifty Fathoms, Blancpain presenta su primer modelo Bathyscaphe. El estilo de este reloj de buceo evoluciona con el tiempo. En los años setenta, algunas piezas integran números arábigos como indicadores de los cinco minutos y un calendario con el día de la semana. El nuevo Fifty Fathoms Bathyscaphe Day Date 70s, una edición limitada de quinientos ejemplares, se inspira en este legado incorporando además los avances técnicos contemporáneos de Blancpain.


En los años setenta, Blancpain diseña una gama de relojes de buceo que rompen con los códigos estéticos habituales de los modelos Bathyscaphe. Estas piezas se caracterizan particularmente por índices rectangulares y la utilización de números arábigos para marcar los períodos de cinco minutos. Hoy, la Fábrica Blancpain se inspira de esta arquitectura atípica para crear el Fifty Fathoms Bathycaphe Day Date 70s. La esfera de esta edición limitada se remite al estilo de aquellos relojes de los años setenta, de los cuales toma la indicación del día de la semana y de la fecha a las 3 h. Al igual que en los modelos vintage, un sutil degradado gris ilumina la esfera, ofreciendo una impresión de amplitud y mayor legibilidad.

Si bien la estética de esta pieza se inspira en la historia, desde un punto de vista técnico goza de los últimos avances de Blancpain. Su caja de acero satinado de 43 mm de diámetro posee un bisel unidireccional con un inserción de cerámica e índice de Liquidmetal®. Editado en quinientos ejemplares, el modelo Fifty Fathoms Bathyscaphe Day Date 70s está disponible con cuatro tipos de pulsera: cuero patinado, acero, tela de vela o NATO.

FIFTY FATHOMS BATHYSCAPHE QUANTIÈME ANNUEL.

La colección Fifty Fathoms de Blancpain acoge este año su primer modelo con calendario anual. Esta útil complicación está alojada en una pieza Bathyscaphe que conserva el ADN de un auténtico reloj de buceo: lectura clara, movimiento robusto y bisel giratorio unidireccional se mantienen como sello de esta novedad.


La historia del Fifty Fathoms se remonta a 1953, cuando Blancpain desvela esta pieza que se convertirá en el primer reloj de buceo moderno para uso profesional en condiciones subacuáticas. La colección Fifty Fathoms marcará rápidamente la pauta, por lo cual toda la industria relojera adoptará sus códigos técnicos. En 1956, Blancpain incorpora a esta línea el modelo Bathyscaphe con el objetivo de proponer un reloj de buceo civil de tamaño adaptado para llevar en cualquier circunstancia. Al igual que Fifty Fathoms, esta pieza ofrece un movimiento robusto y posee un bisel giratorio unidireccional con una inserción de cerámica.


Con el nuevo modelo Bathyscaphe Quantième Annuel, Blancpain refuerza la utilidad diaria de este reloj. Sus funcionalidades deportivas se completan por primera vez con una indicación del día, la fecha y el mes en tres ventanillas situadas de forma que facilite la lectura del calendario anual. Una ventaja suplementaria de este calendario: la variación de la longitud entre los meses se tiene en cuenta automáticamente. Por lo tanto, no es necesario un ajuste manual de la fecha, salvo una vez por año, a fines del mes de febrero. El modelo Bathyscaphe Quantième Annuel alberga el nuevo movimiento 6054.P desarrollado en base al calibre Blancpain 1150. Una de sus particularidades reside en la utilización de puentes planos, que permite obtener una abertura más grande sobre el movimiento.


El nuevo Bathyscaphe está dotado de una esfera de color gris meteoro realzada por un bisel de cerámica negra e índices de Liquidmetal®. Se presenta en una caja de acero satinado de 43 mm, con un pulsera de tela de vela, NATO o metal.

FIFTY FATHOMS GRANDE DATE

Desde el lanzamiento de la gama contemporánea Fifty Fathoms en 2007, los modelos con calendario de la colección indicaban la fecha en una ventanilla situada entre las 4 y las 5 horas. Hoy, Blancpain presenta el primer Fifty Fathoms con gran fecha de salto instantáneo visible en dos ventanillas situadas a las 6 horas.


El mecanismo de gran fecha diseñado por Blancpain ha demostrado su eficacia durante muchos años, principalmente en la colección VILLERET. Se caracteriza por sus cifras de gran tamaño, las cuales cambian de forma instantánea a medianoche sin que esto afecte a la reserva de energía del reloj. La fecha se ajusta por medio de la corona, que acciona los discos de las dos ventanas situadas a las 6 horas.


El modelo FIFTY FATHOMS GRANDE DATE tiene como base el calibre 1315, fabricado en su totalidad en los talleres de Blancpain del Vallée de Joux, como todos los movimientos de la marca. Asimismo, incorpora tres barriletes montados en serie con una reserva de marcha de cinco días. El uso de un espiral de silicio, insensible a los campos magnéticos, permite proteger el movimiento sin que sea necesario aislarlo detrás de un fondo metálico; gracias a ello, un cristal de zafiro desvela los principales componentes.


Con un diámetro de 45 mm, la caja de titanio satinado del Fifty Fathoms Grande Date dispone de un bisel giratorio unidireccional, una característica tradicional de la colección. Diseñado para resistir los arañazos, el bisel está fabricado en zafiro, un material particularmente resistente que sólo el diamante puede arañar. El nuevo Fifty Fathoms Grande Date está disponible con una pulsera de tela de vela o una pulsera NATO, en la línea de los relojes de buceo de Blancpain.

VILLERET GRANDE DATE JOUR RÉTROGRADE

Blancpain introduce este año una nueva complicación en la colección VILLERET: un día de la semana retrógrado. Presentada en el modelo Villeret Grande Date Jour Rétrograde, esta indicación está acompañada de una gran fecha con ventanilla doble.


El nuevo VILLERET GRANDE DATE JOUR RÉTROGRADE se caracteriza por su clasicismo y la pureza de sus líneas. Este modelo reafirma el apego de Blancpain a los valores tradicionales de la relojería, como lo prueban su bisel double pomme y sus agujas huecas en forma de hojas de salvia. Su diseño sobrio se traduce en una caja depurada que no exhibe ningún pulsador de corrección. El sistema de corrector bajo asas patentado por Blancpain permite regular la indicación del día de la semana mediante una simple presión del dedo, mientras que el ajuste de la fecha se efectúa a través de la corona.

Para garantizar el equilibrio visual, Blancpain optó por ubicar el día de la semana sobre un arco situado entre las 7 h y las 9 h, y las ventanillas destinadas a la gran fecha entre las 5 h y las 6 h. El funcionamiento de estas dos complicaciones destaca la tecnicidad de este nuevo reloj Villeret: mientras la fecha cambia instantáneamente a medianoche, la aguja retrógrada de acero azulado, que señala los días, efectúa un salto hacia atrás al final de la semana para volver a la posición del lunes. Una aguja larga de los segundos con las iniciales de Blancpain en el contrapeso completa estas indicaciones.


El nuevo movimiento 6950GJ que anima este mecanismo de calendario está realizado en base al calibre 1150, cuyos dos barriletes ofrecen una reserva de marcha de 72 horas. La utilización de un fondo de zafiro permite admirar la decoración de Côtes de Genève del movimiento y el motivo de nido de abeja de su masa oscilante de oro.

Con un diámetro de 40 mm, el modelo Villeret Grande Date Jour Rétrograde se presenta en oro rojo, con una esfera opalina color plateado, y en acero, con una esfera blanca. Las dos opciones están disponibles con pulsera de cuero o metal.

VILLERET TOURBILLON VOLANT HEURE SAUTANTE MINUTE RÉTROGRADE

Este año, Blancpain reinterpreta su tourbillon volante, el primero de su clase en integrar un reloj de pulsera cuando se estrenó en 1989. Con motivo de Baselworld 2018, la Fábrica lo equipa con nuevas complicaciones, con una hora saltante y un minuto retrógrado incluidos en el modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde. Además de la excelente construcción del tourbillon, que parece flotar en el aire, esta novedad se caracteriza por su movimiento completamente decorado con guilloché y una esfera de esmalte grand feu hecha a mano en los talleres de Blancpain.


El tourbillon volante de Blancpain, totalmente fabricado in-house como todos los movimientos de la marca, es un imprescindible de la relojería tradicional desde hace casi treinta años. Su peculiaridad radica en su construcción atípica, ya que se quitó el puente superior con el fin de ofrecer una vista inigualable de los principales componentes del tourbillon. Con el nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde, Blancpain va más allá y sustituye el puente inferior por un disco de zafiro transparente. La jaula del tourbillon, su volante y su escape dan la impresión de flotar en el aire por encima de la rueda fija que está ligada al disco de zafiro. Hasta ahora, Blancpain no había dotado a ninguno de sus relojes con una hora saltante o un minuto retrógrado. La combinación de estas dos complicaciones en esta pieza con tourbillon es, sin duda, una gran primicia. Blancpain ha elegido reagruparlos en la esfera y colocar la ventanilla de las horas sobre el contador de los minutos retrógrados. En los talleres de oficios artísticos del Brassus, la Fábrica ha puesto todo su savoir-faire técnico al servicio de la estética para fabricar una esfera de esmalte grand feu, según el método tradicional del champlevé: los artesanos empiezan por esculpir la base de oro de la esfera tallando la materia; a continuación, se aplican varias capas de esmalte con un pincel en estos sectores y se cuece en un horno a casi 800 grados. Se da el toque final a la esfera con realces de oro diamantado alrededor de la jaula del tourbillon y de la ventanilla de las horas. Finalmente, se integra el contador de minutos en la esfera confiriendo, así, profundidad a la pieza.

El movimiento también hace gala de esta atención a los detalles, con sus puentes adornados con decoración guilloché completamente realizada a mano. Gracias al cristal de zafiro, el portador también podrá admirar la famosa rueda llanta de Blancpain colocada sobre el rochete y consultar la reserva de marcha del reloj, la cual se indica mediante un disco también con decoración guilloché.


El nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde está disponible en una caja de oro rojo de 42 mm con un bisel double pomme, pudiéndose elegir entre pulsera de piel de aligátor o de metal con hebilla desplegable. Disponible también en una edición limitada y numerada de 20 ejemplares en platino.

BLANCPAIN

Previous post

LE SECRET DU MARAIS

Next post

3 PRODUCTOS PARA COMBATIR LAS ESTRÍAS

LXQ team

LXQ team