LUJO RENOVADO Y SERENIDAD A ORILLAS DEL MEDITERRÁNEO

El que fuera el primer RELAIS & CHÂTEAUX de Menorca ha ampliado sus instalaciones con la incorporación de los palacios de CAL BISBE y CAN LLORENÇ, dos joyas arquitectónicas que forman parte del Palacio Episcopal, que han sido rehabilitadas y perfectamente integradas en el hotel y que añaden 20 habitaciones más al conjunto.

El edificio principal, un palacio del siglo XVI que alberga 21 habitaciones, tres suites, una villa con piscina privada, un restaurante y un spa, se ha decorado en línea con las nuevas dependencias, de estilo mediterráneo.

Can Faustino ofrece una experiencia de puro lujo en pleno centro histórico de Ciutadella y permite al viajero sumergirse en los encantos de la isla más auténtica y salvaje del archipiélago balear a través de las excursiones a su Country Club, de su propia embarcación y de las numerosas actividades y servicios que propone el hotel.

La felicidad de sus huéspedes es la prioridad de esta singular propiedad en la que se recibe con el calor y el cariño propios de un hogar.

Entre sus zonas comunes se encuentran un spa de lujo, que ocupa la antigua cavidad de una cueva que en su día fue un aljibe y cuenta con una línea de exfoliantes creados a partir de productos ecológicos de la isla, y un restaurante situado en el patio ajardinado, repleto de buganvillas.

En él se ofrece una cocina de base tradicional con tintes de modernidad que pone en valor el producto de proximidad, tanto pescados y mariscos mediterráneos como carnes y quesos de la isla y verduras de su propio huerto.

Esta temporada destacan en su carta el carpaccio de vaca vermella menorquina con queso curado y trufa, la gamba roja de la isla a la brasa, el arroz de verduras del huerto, el pescado del día con crema de maíz asado y setas de Menorca, el secreto de cerdo negro de Menorca con calabaza asada y el chuletón de vaca de Menorca madurada.

Can Faustino es el mejor lugar desde el que sumergirse de lleno en los encantos naturales de la isla.

Ofrece diversas opciones de ocio y diversión, como catas de vinos o paseos en su propia embarcación -Heloise, de 12 metros de eslora, construido en Francia a medida, en caoba y con solárium- y, desde el pasado verano, dispone de un singular espacio al aire libre para el disfrute de sus huéspedes: Country Club.

Ubicado en cala Fontanella, antiguo refugio de pescadores con un embarcadero, consta de una casa rural con huerto, una piscina, distintas áreas recreativas y una zona de relax donde abandonarse a la lectura en un entorno natural preservado.

PUEDES HACER TU SELECCIÓN DE TU DESTINO DE RELAIS&CHATEAU CON SHEILA QUESADA

Alberto Zapata para LEXQUISITE Mag

CAN FAUSTINO · FACEBOOK · INSTAGRAM


Previous post

THE CURE

Next post

CODORNÍU Y EL ‘MODERNISMO’