Es Navidad, momento de festejo, de encuentros, de numerosas fiestas y  muchos compromisos que invaden nuestras agendas.

En definitiva, es tiempo de lucir nuestros mejores looks y mostrar nuestra mejor imagen. Nos abruman millones de ofertas para sentirnos bien y para cambiar nuestra imagen, haciendo que, muchas veces, no sepamos ni por dónde empezar para cuidarnos.

Aquí tenéis las claves para lucir un cabello que nos haga brillar estas fiestas de forma natural y sin químicos:

El aceite de Almendras y Mirra no puede faltar en Navidad: con los gorros de lana y los contrastes de temperatura por las calefacciones, el cabello se deshidrata más rápido, por lo que es vital su uso semanal.

Añade unas gotas de Aceite Almendras capilar a tu champú habitual para nutrirlo más, y evitar que el cabello se reseque en exceso por los cambios de temperatura.

Aplícate una Infusión de Hibiscus y Te negro después del lavado del cabello y le darás un toque de suavidad natural y nutrientes contra el frío.Lleva un cepillo de madera eco (de fresno y caucho) en el bolso. Es imprescindible para todo el invierno, dado que con el viento y el frío el cabello tiende a quedarse opaco. Cepillándolo adecuadamente, harás que retome el brillo y su sedosidad.

Al lavarte el cabello, realiza el último aclarado con agua fría para cerrar la cutícula del cabello. El agua fría produce una vasoconstricción, mejorando la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y llenando los folículos pilosos de sangre, lo que reactiva la actividad celular, mejorando el estado del cuero cabelludo. En cambio, el agua muy caliente debilita la estructura capilar, y facilita la caída del cabello. Así que coge aire y aguanta el último aclarado con agua fría. ¡Es por tu bien!.

Y por último, lleva siempre crema sólida hidratante en tu bolso para hidratar labios y contorno de ojos. Les aportarás calor y grasas, hidrata en profundidad, y tiene efecto protector e iluminador.

Previous post

Los mejores regalos para ELLA esta Navidad

Next post

OMEGA revela la Edición 007