Para esta temporada la mítica firma española presenta, el que seguramente es su producto faro, el jersey ecológico/sostenible.

En los años 80 las marcas de moda empiezan a tener un peso sin
precedentes entre la juventud española y PRIVATA forma parte del selecto
club de “imprescindibles” en los armarios. Aunque muchos no tuvieron
conocimiento de la marca hasta esa década, los orígenes de PRIVATA se
remontan a 1925, cuando se comenzaron a fabricar en Olot (Gerona)
prendas pensadas para los trabajadores del campo y del mar bajo el
nombre de “Privat”.

PRIVATA apuesta una vez más por una moda sostenible, una realidad que ha venido para quedarse. Conscientes de que cada vez más son legión los consumidores que desean ser coherentes con una serie de valores sociales y medioambientales, la marca crea una colección de jerséis cuyo proceso de fabricación minimiza el impacto socioambiental. Una apuesta y una propuesta totalmente eco-friendly para resguardarse del frío del invierno. Bienvenido al lado slow by PRIVATA.

Unos jerséis unisex que están 100% fabricado a partir del reciclaje de retales en desuso o no aprovechables. El hilo ya utilizado, tras seguir técnicas tradicionales de reciclaje, se convierte de nuevo en hilo 100% reciclado de gran calidad, listo para volver a ser confeccionado.

Es importante tener en cuenta que es un producto libre de tintes, lo que contribuye significativamente al ahorro de diferentes fuentes de energía y materias, librándolo de ser participe en procesos contaminantes.

Además, debido a la notable resistencia de los materiales utilizados se trata de un producto de larga durabilidad y ninguno de los materiales utilizados en todas y cada una de sus fases de fabricación contiene componentes de procedencia animal.

Creados en diferentes modelos con media cremallera o a modo de chaqueta, con y sin parches, en liso o con ochos y declinados en varios colores que van desde el beige hasta el gris marengo pasando por el color burdeos, estos jerséis son la mejor manera por parte de la firma de contribuir en un impacto positivo en el consumo actual.

Previous post

Internet de las cosas, atraerá el modelo de negocio al resto del mundo

Next post

Great Ocean Road visita obligada para los turistas de Melbourne