ARQUITECTURADISEÑO Y ARQUITECTURA

El arte del Kintsugi: Diámetro 35 de Ritmonio

El arte del Kintsugi (kin=oro; tsugi= reparar) es una técnica artística japonesa nacida a finales de 1400 que utiliza oro u otro metal precioso para soldar los fragmentos de un objeto roto, haciendo de este modo su fragilidad y su historia un punto fuerte y perfecto.

Es una técnica compleja que requiere una gran destreza, precisión y paciencia.

Un apartamento genovés deshabitado desde hace décadas  con las características típicas de un ático de Liguria, que Ministudio Architetti ha sabido plasmar en un ambiente contemporáneo. Espacios y objetos antiguos, se alternan con ligereza a formas actuales y lineales creando un juego de contraposiciones subrayado por un preciso sistema de iluminación arquitectónica. La nueva disposición interna ha hecho que los espacios sean fluidos.

El salón es el centro de la vida del apartamento. El sofá puesto en el centro dialoga con los elementos presentes en la pared: una chimenea de acero negro apoyada sobre un banco de microcemento, la zona de televisión  y la zona de lectura con una estantería altísima. La cocina se encuentra bajo la capa más baja del techo y está diseñada a medida para aprovechar al máximo las alturas. El utilizo de materiales antiguos como el mármol o el roble se contrapone a objetos contemporáneos como la campana y el estante en acero. Desde la cocina se accede a la terraza y a un pasillo de servicio, que a su vez lleva al baño principal, un ambiente de forma irregular dividido en dos áreas bien diferenciadas:  la zona dedicada al lavabo y a los sanitarios y el espacio para la ducha. Este último está posicionado justo debajo de un nuevo tragaluz que crea un pozo de luz natural, amplificado por la cerámica blanca del revestimiento y la iliminación del perímetro para una conexión visual continua entre casa y cielo. 

El cuarto de baño secundario, un ático sin agujeros, es accesible a través de una nueva escalera de metal y está rodeado por una pared con puerta de vidrio satinada que refleja la luz que viene de la escalera. Se subdivide en dos zonas: un nicho dedicado al lavabo, con espejo en tres lados, y un espacio detrás en el cúal ha sido creada una amplia ducha y una área oculta dedicada al sanitario.

El diseño de ambos los baños pidió gran cuidado para cada detalle para hacer posible la recuperación de todo el espacio posible de manera funcional, respetando el contexto inicial. Para la grifería se ha elegido la elegancia de la serie Diametro 35 de Ritmonio. Un elemento de diseño perfectamente en línea con el estado del proyecto, que combina geometrías armoniosas y practicidad para las exigencias de la vida cotidiana, para llevar un estilo “tailor made” también en las habitaciones dedicadas al bienestar.

Previous post

UN MASERATI CAMUFLADO HA SIDO AVISTADO

Next post

MAISON BOVET 1822, GALARDONADO CON EL “LIFETIME ACHIEVEMENT AWARD”

lxqsite

lxqsite