RRSS / INTERNET

Internet seguro para los hijos.

QUÉ NECESITAN SABER LOS PADRES.

Ayudar a los hijos a disfrutar de Internet minimizando los riesgos… Qué podemos hacer?

Repasamos las últimas investigaciones, consejos y herramientas sobre lo que realmente protege a los niños. ¿Qué configuración de privacidad debemos usar? ¿Cuáles son los pormenores del control parental? Y sobre todo… ¿Qué necesitan saber los padres?

Lo primero de todo es tener conciencia de la dimensión del problema. Mientras creemos que nuestros hijos están seguros realmente no lo están. Dos datos: una noticia y un caso real…

En Reino Unido una encuesta desveló que el 50% de los niños admiten ver material sexual y violento en línea (https://www.nspcc.org.uk/what-we-do/news-opinion/net-aware-reveals-risky-social-media-sites/)

“El fin de semana por la tarde, dejamos un rato a nuestra hija de 8 años con el iPad en el salón viendo Internet, porque nos da miedo que vaya con los amigos a un jardín que tenemos dentro del complejo residencial.” “ Es más seguro estar en el sofá de casa”.

Esto es un caso real. El 90% de los dispositivos que utilizan los menores no tiene control parental, por lo que acceden a cualquier contenido en la red, videos de golpes, insultos, desnudos, guerra, sexo, sangre, decapitaciones… ¿No? ¿Cómo sabéis que no ha accedido por error a uno de estos contenidos o alguien se ha puesto en contacto con él/ella?

Como ejemplo, las páginas de minijuegos online son caldo de cultivo de hackers de diferentes niveles. Sus objetivos van desde ofrecer publicidad para adultos (más del 70% de los sitios) hasta intentar robar información y acceder a los dispositivos de los menores. Cuando lo hacen, esta información se vende en la DeepWeb a organizaciones y “comunidades” para que la puedan usar en contra de ellos.

Esto es solo un detalle de la cantidad de “ataques” que pueden recibir los niños y que deben estar protegidos y enseñados por los padres.

En esta serie de artículos cortos queremos concienciar a las nuevas generaciones, a través de los padres, qué es cada término que utilizan como sexting o grooming, qué problemas pueden acarrear y cómo solucionarlo, o qué nivel de privacidad pensamos que tienen nuestros hijos hacia nosotros.

PRIVACIDAD INFANTIL

Cuando un menor utiliza Internet está empezando a configurar su identidad digital. Con el paso del tiempo empiezan a ampliar su reputación digital porque quieren que su imagen en Internet sea positiva. Esto afectará en el futuro a su desarrollo personal y profesional.

Los menores cuidan mucho su privacidad, pero solo para mantener la distancia con sus padres, profesores y familiares más cercanos. Por el contrario no tienen ningún filtro a la hora de contactar y conectar con usuarios amigos y desconocidos en la red, creen que sus actos en Internet no tienen repercusiones ni afectan al futuro.

CUIDADO CON LO QUE PUBLICAMOS EN INTERNET

Por eso debemos tener cuidado con lo que publican en Internet. Conscientemente el menor publica fotos, datos personales, aficiones, lugares… pero también hay mucha información que se puede encontrar del menor y que no ha publicado directamente como:

  1. Publicación incosnciente: información que se puede deducir de otra serie de datos publicados por el menor.
  2. Publicacion ajena: la que ha publicado otro usuario del menor.
  3. Publicacion automática: por ejemplo geolocalización, tiempos de conexión a cierta aplicación y en cierto lugar, etc.

La pérdida de privacidad es el riesgo al compartir información privada. Esto acarrea la exposición pública de la intimidad de los menores. Una vez publicados en Internet, es muy dificil borrar esos contenidos, generando más problemas en el futuro. Casos de fotografías de menores que hacen con su móvil en bikini o bañador para compartirlo con sus amigo@s y que acaban en otros chats de whatsapp, y en unos días incluso en otras redes sociales y otras páginas de Internet, es un caso típico de todos los días.

Les afecta en su reputación, al publicar contenidos privados, en su seguridad personal si publican datos de domicilio, colegio, contacto… y con todo esto llamar la atención de los creadores de perfiles falsos que, con sus datos, contactarán con otros menores o practicarán ciberacoso al publicar una conversación privada para ridiculizar al menor por parte de otros.

CÓMO PREVENIR

Fomentar en los menores una comunicación sana, pensando antes de publicar quién lo va a ver, cómo lo va a ver, y qué repercusiones pueden tener pensando en todos los usuarios que van a acceder a esa información.

Añadirles soluciones dentro de la misma tecnología:

  1. Configurar bien la privacidad en los medios que está utilizando como Facebook, Messenger, Instagram… etc. Aquí se puede encontrar mas información https://www.osi.es
  2. Seguridad en el acceso enseñándoles a crear contraseñas super seguras, preguntas de seguridad, accesos alternativos, etc. Los medios sociales ya disponen de estas facilidades.
  3. Controlar los contactos y las amistades que tienen, creando una lista de contactos segura con ellos.
  4. Si usan equipos públicos o wifis públicas, que accedan con la navegación privada que ofrecen todos los navegadores y dispositivos móviles. Aquí podéis obtener diferentes herramientas de ayuda: https://www.osi.es/es/herramientas-gratuitas?combine=&herramienta_selec%5B%5D=120
  5. Leer las condiciones de cada red social para ver qué información comparten con otros servicios, y qué es importante controlar para el menor.

PERO… ¡¡¡¿¿¿Y SI DETECTAS QUE A TU HIJ@ LE ESTÁ PASANDO ALGO???!!!

  1. Apoyarlo: ellos no tiene la culpa, hay que calmar la situación para poder ayudarle eficazmente.
  2. Cambiar las medidas de seguridad, contraseñas, accesos, ver qué información hay pública que puede ser un riesgo para el menor, y cambiarla u ocultarla.
  3. Comunicarnos con el usuario que ha utilizado/difundido información del menor, avisándole que esa información es privada y no puede utilizarla.
  4. Si la medida anterior no surte efecto hablar con el proveedor de servicios para que tomen medidas.
  5. Denunciar. Si se ha producido ciberacoso, grooming, o suplantación de identidad, así como problemas derivados de la práctica del sexting, es importante contactar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El centro de salud y su centro educativo pueden ofrecer al menor apoyo psicológico y emocional si es necesario.
Previous post

XI SALÓN NÁUTICO DE DÉNIA

Next post

HUNKEMÖLLER PRESENTA SU COLECCIÓN DE BAÑO 2018

Mario Ferrer

Mario Ferrer