IRRESISTIBLE IS YOU

La nueva Eau de Parfum IRRESISTIBLE GIVENCHY desafía las leyes de la atracción. Su magnetismo nos seduce y nos invita a una danza formidable de ondas liberadoras.

Impulsada por la energía juvenil de su fundador, la firma Givenchy continúa escribiendo su historia en movimiento con IRRESISTIBLE GIVENCHY. Esta fragancia etérea, aérea y extraordinariamente lúdica, es un concentrado de seducción pura, que rebosa de encanto y feminidad. Su espontaneidad es contagiosa y su naturalidad, cautivadora. El tempo está marcado. ¡Nadie se resiste a su tentadora estela!

UN FRASCO EN FORMA DE PRISMA

El frasco magnético de IRRESISTIBLE GIVENCHY transmite su impertinente pureza.

Su silueta geométrica, con ángulos sensuales y redondeados, reinterpreta el emblemático prisma de Givenchy. Así, desvela sus líneas finas, delicadas y elegantes. El cristal facetado apuesta con total transparencia por el juego de matices rosados de su luminosa fragancia. Un lazo rosa texturizado y ultrafemenino rodea el cuello de este frasco en un guiño evidente a la alta costura.

UNA FRAGANCIA EXULTANTE

IRRESISTIBLE GIVENCHY, la creación colorida de los perfumistas Fanny Bal, Dominique Ropion y Anne Flipo, aúna una rosa carnosa y fundente con una madera blanca luminosa.

Una rosa exultante y radiante. Se tiñe primero de tonalidades afrutadas, jugosas y crujientes de pera y ámbar, y palpita combinada con un lirio empolvado que permanece. Por último, la danza de esta rosa y de una madera blanca aporta una tensión contenida, que se fusiona con un almizcle a flor de piel. La nueva y sorprendente Eau de Parfum IRRESISTIBLE GIVENCHY invita decididamente a dejarse llevar.

FRAN SUMMERS IRRESISTIBLE!

Acostumbrada a recorrer con toda su gracia las pasarelas de los desfiles de moda de Givenchy, la modelo británica Fran Summers se convierte en una musa de nombre profético, ya que el sol parece acompañarla dondequiera que va…

Encarna con una naturalidad desconcertante el ímpetu que infunde la nueva fragancia IRRESISTIBLE GIVENCHY. Brillante, espontánea, solo su presencia invita a la fiesta. Es una de esas personas a la que nos gustaría seguir, imitar, mantener… nuestra heroína sigue sus deseos y no escucha sino su instinto. Fotografiada por Harley Weir, Fran Summers irradia un encanto liberador. Absolutamente magnética, irradia por doquier su energía liberadora. ¿Su secreto? La libertad. Simplemente ser quien quiere ser, estar donde desea estar, a su manera. Su independencia se traduce en sus movimientos, ¿acaso hay algo más emocionante que dejar

DANCING QUEEN

Tanto en el vídeo publicitario realizado por Manu Cossu como en la campaña digital, Fran Summers aparece rodeada por su círculo más íntimo. Un grupo de jóvenes libres que, como ella, bailan, se ríen y saben aprovechar estos preciosos momentos para dejarse llevar.

Fran marca el ritmo e invita a su grupo a imitarla, unirse a la danza y encontrar su propio ritmo. Sin pasos en falso, porque el movimiento viene de dentro, es sincero, íntimo. El baile se convierte en el reflejo irresistible de quienes lo encarnan. Una vía de escape estimulante y reveladora… En un salón de baile o en el exterior, bajo el cielo de un París encantador, Fran se balancea, gira y da rienda suelta a su imaginación. Nada la limita. El estilismo Givenchy la acompaña y sublima sus movimientos. Solo la vemos a ella, capaz de eclipsar a la Torre Eiffel, con su magnetismo radiante. ¡Es simplemente IRRESISTIBLE!

Previous post

CERTINA DS-1 Big Date

Next post

HUBLOT BING BANG E