El hotel boutique y complejo oleoturístico presenta una colección de espacios con diferentes estilos y diseños pensados para la desconexión y el descanso

Una colección de espacios única

Situado en una finca agrícola de 110 hectáreas y jardines en La Canonja, a 10 minutos de Tarragona. Es un hotel con mucho encanto que cuenta con espacios adaptados a todos los gustos.

El Patio Central, majestuoso y al aire libre

Su majestuoso portal de madera y un entorno rodeado de hiedras conforman un arco natural que recrea una atmosfera mágica con un toque de distinción y romanticismo que no dejarán indiferente.

Los Jardines Encantados

Poblados de plantas de diferentes especies como naranjos, magnolias, lavanda y romero, albergan una refinada fuente de piedra es el lugar perfecto para disfrutar en primavera y verano.

El Gran Pabellón

El Gran Pabellón tiene a su disposición más de 600 m2 ampliables a los jardines para que nadie se quede sin sitio.

El romanticismo de los Salones Dorados Luz tenue, colores cálidos y paredes de piedra, estos salones se convierten en el espacio más romántico de todo el hotel La Boella. Se trata de tres espacios independientes que se comunican entre sí, ubicados en el lugar donde anteriormente estaban alojadas las bodegas de la finca.

La Sala Celler Botiga, para abrir boca de la mejor forma

El hotel cuenta con la Sala Celler Botiga, un espacio ubicado en la vinoteca de La Boella que ofrece la posibilidad de realizar refrigerios.

Previous post

PORSCHE AMPLÍA SU GAMA DE DEPORTIVOS ELÉCTRICOS CON EL TAYCAN 4S

Next post

Lo último para regenerar la piel