TORSTEN MÜLLER-ÖTVÖS, CHIEF EXECUTIVE OFFICER, ROLLS-ROYCE MOTOR CARS…

“El primer Goodwood Ghost fue una respuesta a toda una nueva generación de clientes, tanto en edad como en actitud. Estos hombres y mujeres nos pidieron un medio un poco más pequeño y menos ostentoso para tener un Rolls-Royce. El éxito del producto que creamos para ellos cumplió con nuestras expectativas más ambiciosas. Durante su vida útil de diez años, que comenzó en 2009, Ghost se ha convertido en el modelo más exitoso en los 116 años de historia de la marca. Para crear un nuevo producto que resonara con nuestros clientes Ghost durante los próximos diez años, tuvimos que escuchar atentamente sus demandas. Hoy establecemos nuevos estándares en la atención al cliente al crear un automóvil completamente nuevo para un grupo único de clientes de Rolls-Royce. Estos líderes empresariales y emprendedores exigen más de su Ghost que nunca. Requieren un nuevo tipo de berlina de superlujo dinámico, serenamente confortable y perfecto en su minimalismo. Ghost es este producto. Los únicos componentes que llevamos del primer Goodwood Ghost fueron el espíritu del éxtasis y los paraguas. Todo lo demás fue diseñado, elaborado y fabricado desde cero. El resultado es el Rolls-Royce tecnológicamente más avanzado hasta ahora. Destila los pilares de nuestra marca en un producto hermoso, minimalista pero muy complejo que está en perfecta armonía con las necesidades de nuestros clientes Ghost y perfectamente en sintonía con los tiempos».

“The first Goodwood Ghost was a response to a whole new generation of clients, both in age and attitude. These men and women asked us for a slightly smaller, less ostentatious means to own a Rolls-Royce. The success of the product we created for them fulfilled our most ambitious expectations. Over its ten-year lifespan, which began in 2009, Ghost has become the most successful model in the marque’s 116-year history. To create a new product that would resonate with our Ghost clients for the next ten years meant we had to listen carefully to their demands. Today we set new standards in customer centricity by creating a completely new motor car for a unique group of Rolls-Royce’s clients. These business leaders and entrepreneurs demand more of their Ghost than ever. They require a new type of super-luxury saloon that is dynamic, serenely comfortable and perfect in its minimalism. Ghost is this product. The only components that we carried over from the first Goodwood Ghost were the Spirit of Ecstasy and umbrellas. Everything else was designed, crafted and engineered from the ground up. The result is the most technologically advanced Rolls-Royce yet. It distils the pillars of our brand into a beautiful, minimalist, yet highly complex product that is perfectly in harmony with our Ghost clients’ needs and perfectly in tune with the times.”

En 2009, Rolls-Royce anunció una nueva incorporación a su cartera que ofrecía algo completamente diferente a su buque insignia Phantom. Este producto resonó con un nuevo grupo de hombres y mujeres que respondieron a la incansable búsqueda de la perfección en el diseño, la ingeniería y la artesanía de la marca, pero buscaron una expresión más modesta y minimalista de Rolls-Royce. La ejecución del primer Goodwood Ghost, y su enfoque láser en satisfacer las demandas de sus clientes, fue un éxito rotundo, y en el transcurso de su ciclo de vida de diez años, este automóvil transformador se convirtió en el producto de mayor éxito en los 116- año de historia. El formidable éxito de Ghost fue vital para permitir que la marca aumentara la producción, invirtiera en sus capacidades y estableciera a Rolls-Royce como la marca verdaderamente global que es hoy.

Además, la presencia de Ghost en el mercado durante una década permitió a los especialistas en inteligencia de lujo de la marca recopilar información vital sobre el desarrollo de comportamientos en la forma en que los clientes de Ghost utilizan su automóvil, cómo lo encargan y cómo perciben Rolls-Royce. Estos emprendedores y fundadores de gran éxito y diversidad, que seleccionaron este producto para celebrar su ascenso en curso, eran ciudadanos del mundo: habían sido educados en el extranjero, habían viajado mucho y habían experimentado Rolls-Royce en muchas culturas.

Debido a la personalidad enérgica y dinámica de Ghost, estos clientes se dieron cuenta de que la marca Rolls-Royce podía ofrecer más que una experiencia conducida por un chofer. De hecho, en los Estados Unidos de América y áreas de Europa, los clientes conducían su Ghost desde las primeras etapas de su introducción. Mientras tanto, en Asia, los clientes se estaban involucrando mucho en la tecnología conectada a bordo, ya sea por negocios o por placer.

Como los clientes de Ghost necesitaban aún más de su automóvil, Rolls-Royce utilizó su arquitectura para responder, incorporando tecnología como la tracción total y la dirección en las cuatro ruedas en Ghost, desbloqueando una personalidad completamente nueva y decidida.

Al mismo tiempo, el equipo de diseño estaba siguiendo un movimiento emergente que llegó a definir el tratamiento estético de Ghost. Hablaba de una actitud cambiante entre los clientes de Ghost en la forma en que se expresa el éxito. Denominado internamente «Post-Opulencia», se caracteriza por la reducción y la sustancia. Al servicio de esto, se deben seleccionar y celebrar materiales excepcionales. El diseño debe ser limitado, inteligente y discreto. Esta filosofía es la antítesis de la «mediocracia premium», un término acuñado por los cognoscenti de la moda.

Esto se refiere a productos que utilizan tratamientos superficiales, como grandes marcas o, en el contexto de los automóviles, costuras ocupadas y otros dispositivos que crean una ilusión de lujo al vestir productos que carecen de sustancia en una piel premium.

El resultado colectivo es un nuevo Ghost. Se trata de un automóvil adaptado con precisión a sus clientes, que parece perfecto en su simplicidad, que está respaldado por una sustancia notable, que es menos pero mejor.

También se realizaron cambios significativos en el embalaje de la estructura del piso y el mamparo de panel doble. Estas se llevaron a cabo para incorporar un tren de tracción en las cuatro ruedas, una dirección en las cuatro ruedas y un sistema de suspensión planar completamente rediseñado, que mejora aún más el sello Magic Carpet Ride de la marca. Esto se logró sin comprometer el bajo centro de gravedad del automóvil, lo que ayuda a la dinámica en las curvas. Aprovechando aún más la experiencia en aluminio de la marca, la superestructura metálica del nuevo Ghost está hecha al 100% del material. La carrocería exterior del automóvil se presenta como una pieza limpia y expansiva, que fluye sin problemas desde el pilar A, sobre el techo y hacia atrás hasta la parte trasera del automóvil, recordando los modelos Silver Dawn y Silver Cloud aparentemente de una sola pieza.

In 2009, Rolls-Royce announced a new addition to its portfolio that offered something entirely different to its flagship Phantom. This product resonated with a new group of men and women who responded to the marque’s relentless pursuit of perfection in design, engineering and craftsmanship, but sought a more modest and minimalist expression of Rolls-Royce. The execution of the first Goodwood Ghost, and its laser focus on meeting the demands of its clients, was an unmitigated success, and over the course of its ten-year lifecycle, this transformative motor car became the most successful product in the company’s 116-year history. Ghost’s formidable success was vital in enabling the brand to scale up production, invest in its capabilities and establish Rolls-Royce as the truly global brand it is today.

Additionally, Ghost’s decade-long market presence enabled the marque’s Luxury Intelligence Specialists to gather vital information about developing behaviours in how Ghost clients use their motor car, how they commission it and how they perceive Rolls-Royce. These highly successful and diverse entrepreneurs and founders, who selected this product to celebrate their ongoing ascension, were citizens of the world – they had been educated abroad, they travelled extensively and experienced Rolls-Royce in many cultures.

Due to Ghost’s energetic, dynamic personality, these clients came to realise that the Rolls-Royce brand could offer more than a chauffeur-driven experience. Indeed, in the United States of America and areas of Europe, clients were self-driving their Ghost from the very early stages of its introduction. Meanwhile, in Asia, clients were engaging heavily in the connected technology on board, be it for business or pleasure.

As Ghost clients required even more of their motor car, Rolls-Royce used its architecture to respond, incorporating technology such as all-wheel drive and all-wheel steering in Ghost, unlocking an entirely new, purposeful personality.

Concurrently, the design team were tracking an emerging movement that came to define Ghost’s aesthetic treatment. It spoke of a shifting attitude among Ghost clients in the way success is expressed. Named ‘Post Opulence’ internally, it is characterised by reduction and substance. In service to this, exceptional materials must be selected and celebrated. Design must be limited, intelligent and unobtrusive. This philosophy is the antithesis of ‘premium mediocracy’, a term coined by the fashion cognoscenti.

This refers to products that use superficial treatments, such as large branding or, in the context of motor cars, busy stitching and other devices that create an illusion of luxury by dressing products lacking in substance in a premium skin.

The collective result is new Ghost. This is a motor car precisely tailored to its clients, that appears perfect in its simplicity, that is underpinned by remarkable substance, that is less but better.

Significant changes were also made to the double-skinned bulkhead and floor structure packaging. These were undertaken to incorporate an all-wheel drivetrain, all-wheel steering and completely redesigned Planar Suspension System, which further enhances the marque’s hallmark Magic Carpet Ride. This was achieved without compromising the motor car’s low centre of gravity, which aids cornering dynamics. Further capitalising on the marque’s aluminium expertise, the metal superstructure of new Ghost is 100% made of the material. The car’s outer body is rendered as one clean, expansive piece, flowing seamlessly from the A-pillar, over the roof and backwards to the rear of the car, recalling the seemingly one-piece coachbuilt Silver Dawn and Silver Cloud models.

6.75-LITRE TWIN-TURBOCHARGED V12

Los comentarios de los clientes que pedían un par casi instantáneo y un funcionamiento casi silencioso llevaron a la marca a desarrollar aún más el motor de gasolina V12 biturbo de 6,75 litros de Rolls-Royce. Se creó un mapa de motor Ghost a medida para garantizar un rendimiento amplio para este automóvil dinámico, que entrega 563bhp / 420kW y 850Nm / 627lb ft de torque para la dirección en las cuatro ruedas, el tren de tracción en las cuatro ruedas. En consonancia con las expectativas de los clientes, el par máximo está disponible desde solo 1600 rpm, solo 600 rpm por encima del tick-over. Para refinar aún más sus ya notables propiedades acústicas, el sistema de admisión de aire incorporó puertos más grandes para reducir la presencia del motor en el interior.

Client feedback asking for near-instant torque and near-silent running led the marque to further develop the Rolls-Royce 6.75-litre twin-turbocharged V12 petrol engine. A bespoke Ghost engine map was created to ensure ample performance for this dynamic motor car, delivering 563bhp/420kW and 850Nm/627lb ft of torque to the all-wheel steer, all-wheel drivetrain. Commensurate with clients’ expectations, maximum torque is available from just 1600rpm – only 600rpm above tick-over. To further refine its already remarkable acoustic properties, the air intake system incorporated larger porting to reduce engine presence in the interior suite.

El sello distintivo de la marca Magic Carpet Ride ha evolucionado. Para el nuevo Ghost, los especialistas en ingeniería rediseñaron completamente la suspensión del automóvil para ofrecer lo que se llama el sistema de suspensión planar. Nombrado en honor a un plano geométrico, que es completamente plano y nivelado, el sistema es el resultado de diez años colectivos de pruebas y desarrollo para crear una sensación de vuelo en tierra nunca antes alcanzada por un automóvil.

Creado a través de desarrollos de ingeniería física, así como tecnología sofisticada de escaneo y software, incorpora una unidad de amortiguador Upper Wishbone sobre el conjunto de suspensión delantera, creando una conducción aún más estable y sin esfuerzo. Esto funciona junto con el sistema Flagbearer, que utiliza cámaras para leer el camino por delante y preparar el sistema de suspensión para cualquier cambio en la superficie del camino, así como la transmisión asistida por satélite de la marca. Estas tecnologías se gestionan como una a través de un sistema de software Planar a medida. El nuevo Ghost ahora puede anticipar y reaccionar ante las superficies de carreteras más exigentes. El amortiguador Upper Wishbone solo fue el resultado de cinco años colectivos de pruebas en carretera y en banco. Reservada exclusivamente para Rolls-Royce, esta tecnología evoluciona aún más el sistema de suspensión Magic Carpet Ride de doble horquilla de la marca.

The marque’s hallmark Magic Carpet Ride has evolved. For new Ghost, engineering specialists redesigned the motor car’s suspension completely to deliver what is called the Planar Suspension System. Named after a geometric plane, which is completely flat and level, the system is the result of ten collective years of testing and development to create a sense of flight on land never before achieved by a motor car.

Created through physical engineering developments as well as sophisticated scanning and software technology, it incorporates a world-first Upper Wishbone Damper unit above the front suspension assembly, creating an even more stable and effortless ride. This works alongside the Flagbearer system, which uses cameras to read the road ahead and prepare the suspension system for any changes in road surface, as well as the marque’s Satellite Aided Transmission. These technologies are managed as one through a bespoke Planar software system. New Ghost can now anticipate and react to the most demanding road surfaces. The Upper Wishbone Damper alone was the result of five collective years of road and bench testing. Reserved exclusively for Rolls-Royce, this technology further evolves the marque’s double-wishbone Magic Carpet Ride suspension system.

THE ETHOS OF THE MARQUE’S FOUNDER, SIR HENRY ROYCE, WAS “TAKE THE BEST THAT EXISTS AND MAKE IT BETTER”

El espíritu del fundador de la marca, Sir Henry Royce, era «Tomar lo mejor que existe y hacerlo mejor», y en este espíritu, los especialistas en chasis desarrollaron el Amortiguador de horquilla superior para mejorar aún más los amortiguadores continuamente variables, controlados electrónicamente y el auto- montajes de puntal neumático de alto volumen de nivelación. Nunca antes se había aplicado a un automóvil de producción.

And in this spirit chassis specialists developed the Upper Wishbone Damper to further improve the continuously variable, electronically controlled shock absorbers and the self-levelling high-volume air strut assembles. It has never before been applied to a production motor car.

El eje trasero de cinco brazos se beneficia de la misma tecnología de suspensión neumática autonivelante de alto volumen, así como volante de dirección. Ambos ejes se gestionan mediante el software Planar de la marca. Esto también rige las otras tecnologías de chasis del nuevo Ghost, incluida la tracción en las cuatro ruedas, la dirección en las cuatro ruedas, el control de estabilidad y los sistemas de frenos autosecantes, para garantizar que el automóvil reaccione como uno solo a los cambios en las superficies o los niveles de agarre al mismo tiempo que mantiene un personalidad enérgica y dinámica.

El software Planar también administra información que requiere que el nuevo Ghost se adapte de manera proactiva a las intrusiones en el camino por delante. La primera de estas tecnologías es el sistema Flagbearer de la marca. Evocando a los hombres a los que la ley les exigía llevar una bandera roja por delante de los primeros automóviles, esta tecnología consiste en un sistema de cámara estéreo integrado en el parabrisas para ver el camino por delante, ajustando la suspensión de forma proactiva en lugar de reactiva hasta 100 km / h. El segundo es el sistema de transmisión asistida por satélite de Rolls-Royce, que extrae datos de GPS para preseleccionar la marcha óptima para las próximas curvas. El resultado son niveles sin precedentes de comodidad y control de conducción para un automóvil.

Puertas sin esfuerzo Los clientes de Rolls-Royce han disfrutado de puertas de cierre automático desde el primer Goodwood Phantom. Operado por un botón en el tablero y en el pilar C para automóviles con puertas traseras, esta innovación ha sido celebrada entre los clientes. Para el nuevo Ghost, los ingenieros de la marca eligieron seguir desarrollando esta tecnología distintiva y, por primera vez, los clientes ahora también pueden abrir las puertas con asistencia eléctrica.

The five-link rear axle benefits from the same self-levelling high-volume air suspension technology, as well as rear-wheel steering. Both axles are managed via the marque’s Planar software. This also governs new Ghost’s other chassis technologies, including the all-wheel drive, all-wheel steering, stability control and self-drying braking systems, to ensure the motor car is reacting as one to changes in surfaces or grip levels while also maintaining a spirited, dynamic personality.

The Planar software also manages information that requires new Ghost to proactively adapt to intrusions in the road ahead. The first of these technologies is the marque’s Flagbearer system. Evocative of the men who were required by law to carry a red flag ahead of early motor cars, this technology consists of a stereo camera system integrated in the windscreen to see the road ahead, adjusting suspension proactively rather than reactively up to 100km/h. The second is Rolls-Royce’s Satellite Aided Transmission system, which draws GPS data to pre-select the optimum gear for upcoming corners. The result is unprecedented levels of ride comfort and control for a motor car.

Effortless Doors Rolls-Royce clients have enjoyed self-closing doors since the first Goodwood Phantom. Operated by a button on the dashboard and on the C-pillar for motor cars with rear doors, this innovation has been celebrated among customers. For new Ghost, the marque’s engineers elected to further develop this hallmark technology and, for the first time, clients can now also open the doors with power assistance.

El nuevo Ghost es el automóvil más avanzado tecnológicamente que Rolls-Royce ha producido. El equipo adicional incluye: faros LED y láser con más de 600 m de alcance iluminado, asistente de visión, que incluye advertencia de peatones y vida animal durante el día y la noche, asistente de alerta, un sistema de cuatro cámaras con vista panorámica, visibilidad panorámica y vista de helicóptero, control de crucero activo, advertencia de colisión, advertencia de tráfico cruzado, advertencia de cambio de carril y salida de carril, un head-up display de alta resolución 7×3 líder en la industria, punto de acceso wifi, auto-estacionamiento, y los últimos sistemas de navegación y entretenimiento.

Los clientes de Formula for Serenity Ghost operan en mundos comerciales complicados. Desde el momento en que ingresan a la suite interior de su Rolls-Royce, es esencial que estén imbuidos de una sensación de bienestar. Visualmente, este es el resultado de un enfoque obsesivo de la reducción y una dedicación inquebrantable a la calidad y sustancia del material. Experimentalmente, sin embargo, esto se logra a través de una ingeniería incomparable de chasis y transmisión, así como un enfoque implacable para crear un ambiente acústico sereno dentro de la suite interior. Los ingenieros acústicos de Rolls-Royce son expertos en serenidad.

The new Ghost is the most technologically advanced motor car Rolls-Royce has ever produced. Further equipment includes: LED and laser headlights with more than 600m of illuminated range, vision assist, including dayand night-time wildlife and pedestrian warning; alertness assistant; a four-camera system with panoramic view, all-round visibility and helicopter view; active cruise control; collision warning; cross-traffic warning; lane departure and lane change warning; an industry-leading 7×3 highresolution head-up display; Wi-Fi hotspot; self-park; and the very latest navigation and entertainment systems.

The Formula for Serenity Ghost clients operate in complicated business worlds. From the moment they step into the interior suite of their Rolls-Royce, it is essential that they are imbued with a sense of wellness. Visually, this is the result of an obsessive approach to reduction and unwavering dedication to material quality and substance. Experientially, however, this is achieved through peerless chassis and drivetrain engineering, as well as an unrelenting approach to creating a serene acoustic ambience within the interior suite. Rolls-Royce acoustic engineers are experts in serenity.

Desde el lanzamiento del primer Rolls-Royce de Goodwood, se ha puesto mucho cuidado en crear un universo estético distintivo para cada automóvil. Estos dominios únicos se han creado en función de los valores de diseño a los que responden las diferentes capas de los clientes de Rolls-Royce. New Ghost refleja una apreciación evolucionada del lujo, definida por el minimalismo y la pureza, pero respaldada por una gran sustancia. En la fase de ideación previa al boceto del desarrollo del diseño de New Ghost, este tratamiento se denominó «Post Opulencia», un movimiento definido por la autenticidad de los materiales en lugar de una declaración abierta, que ya había establecido sus raíces en la arquitectura, la moda, la joyería y el diseño de barcos. Perseguir esta estética minimalista para el nuevo Ghost fue el objetivo absoluto del equipo de diseño en todo momento. El tratamiento deseado no fue estéril, sino confiado en su pureza e inconfundiblemente perteneciente a un Rolls-Royce.

Since the launch of the first Goodwood Rolls-Royce, great care has been taken to create a distinctive aesthetic universe for each motor car. These unique domains have been created based on the design values to which different layers of Rolls-Royce clients respond. New Ghost reflects an evolved appreciation of luxury, one defined by minimalism and purity, but underpinned by great substance. In the pre-sketch ideation phase of new Ghost’s design development, this treatment was named ‘Post Opulence’ – a movement defined by authenticity of materials rather than overt statement, which had already established roots in architecture, fashion, jewellery and boat design. Pursuing this minimalist aesthetic for new Ghost was the design team’s absolute objective throughout. The desired treatment was not sterile, but confident in its purity and unmistakeably belonging to a Rolls-Royce.

Previous post

MONSIEUR BIG EXTREME BLACK DE LANCÔME

Next post

GRACE MODA - GANDÍA